El martes en Diputados, el Frente de Todos frustró el tratamiento de uno de los proyectos de Ficha Limpia, impulsado por el interbloque de Juntos por el Cambio con el objetivo de “garantizar la transparencia electoral”. Al final, la votación fue por demás ajustada: 117 legisladores votaron en contra y otros 116 a favor.

Entre quienes apoyaron la iniciativa opositora para “prohibir ser candidatos a las personas condenadas por delitos dolosos contra el Estado” se encuentran los cuatro diputados del bloque Córdoba Federal que responden a Juan Schiaretti: Paulo Cassinerio, Carlos Gutiérrez, Claudia Márquez y Alejandra Vigo.

En la Legislatura, la reacción fue casi inmediata, ya que al día siguiente se dio luz verde al tratamiento del proyecto, para la semana siguiente a los comicios, en lo que parece ser otro capítulo de la “operación despegue” que lleva adelante Hacemos Por Córdoba para diferenciarse, en este caso, del kirchnerismo. Aunque ello implique apoyar un proyecto fuertemente impulsado por el interbloque que preside Mario Negri en el Congreso y otro elevado por la UCR, Juntos por el Cambio, Encuentro Vecinal y la Coalición Cívica en la Legislatura.

“El triunfazo que vamos a lograr el 14 de noviembre en Córdoba y las derrotas de los oficialismos provincial y nacional, lejos de entorpecer el debate de Ficha Limpia, debiera facilitarlo y hacerlo fluir. Córdoba tiene que tener ficha limpia antes de fin de año”, indicó Marcelo Cossar, jefe del bloque radical en la Unicameral, a PERFIL CÓRDOBA.

Ese martes, el legislador se encontraba en Buenos Aires acompañando a madres de pacientes oncológicos por la aprobación del despacho de la Ley Oncopediátrica (que en Córdoba aún no se debatió), por lo que estuvo presente durante la sesión. “Para mi es positivo que se debata pero creo que forma parte de la desesperada búsqueda por empatizar con el electorado cordobés, que le va a volver a dar la espalda”, resaltó.

Tanto Cossar como miembros de otras bancadas en la Unicameral coincidieron en la situación de “incomodidad” por parte de HpC a la hora de tratar un proyecto que se encontraba “cajoneado” hasta que levantaron la mano sus pares de Córdoba Federal. “Hace 13 meses que pedimos que se debata, con lo cual yo soy optimista. Un optimista moderado”, aclaró el jefe de bloque.

La promesa es que la discusión en comisiones comience el 16 de noviembre con el resultado en mano de las Legislativas, y antes del 31 de diciembre se vote en el recinto. Ante el efervescente humor de JxC por la posibilidad de alcanzar hasta siete diputados la noche del 14, lo que implicaría dejar muy atrás en los porcentajes a la lista de Alejandra Vigo y Natalia De la Sota, el legislador radical espera que no se trate de “tirar la pelota para adelante” con un fin electoralista.

“Es un proyecto que no les gusta ni al schiarettismo ni al Frente de Todos. Sucede que no es algo solamente de JxC: es una iniciativa ciudadana con 376.000 firmas en todo el país”, dijo Cossar antes de resaltar que Chubut y Salta, donde no gobierna la alianza opositora, ya rige la ficha limpia. “La calidad institucional de la provincia no está muy lejos de Formosa. Yo trabajo para que Córdoba deje de ser un feudo”, enfatizó.

El proyecto. La llamada “Ley de Ficha Limpia” (Proyecto 31310/L/20) implica incorporar el artículo 49 Bis a la Ley 9571 para determinar que “no podrán ser candidatas las personas que se encuentren condenadas a penas privativas de la libertad, aunque la sentencia no se encontrare firme y la pena fuera de cumplimiento en suspenso”.

Marcelo Cossar explicó que en la provincia se tomó como base una iniciativa presentada por Brenda Austin (UCR) en la Cámara baja, a la que se le incorpora que no solo los sentenciados por delitos de corrupción o contra la administración pública no puedan candidatearse, sino también aquellos con sentencia por crímenes contra la integridad sexual, por delitos de cohecho, tráfico de influencias, entre otros. De aprobarla, Córdoba sería la cuarta provincia en tener ficha limpia.

En el Concejo Deliberante se presentó una iniciativa similar -que busca modificar el Código de Ética Municipal- en septiembre del año pasado por parte de Juan Negri (Córdoba Cambia). Desde el oficialismo capitalino comentaron a este medio que se está estudiando el proyecto.

Fuente: Perfil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.