La banda de los talleres mecánicos sigue a puro golpe en la ciudad. Dos ladrones fueron golpeados por víctimas. Sucesión de asaltos contra comercios y viviendas. Volvieron las pedradas en emboscadas.

“Estas cosas te bajan los brazos, pero hay que seguir adelante. Nos llevaron de todo, de todo. Veremos de sacar algún crédito para comprar herramientas nuevas. Tenemos que salir adelante. Eso sí, menos mal que no dejamos guardado ningún auto de los clientes porque me muero si se robaban también alguno”.

El hombre habla con angustia, resignación y bronca. No es para menos: su taller mecánico, el medio de sustento para toda una familia, fue saqueado por completo en las últimas horas por parte de una banda de ladrones boqueteros.

Sucedió el fin de semana en barrio Comercial, en la franja sur de Córdoba capital.

Con el golpe millonario que sufrió, Claudio Córdoba se agregó sin desearlo a la imparable nómina de víctimas que viene sumando esa banda de ladrones especializada en saquear talleres y que se mueve impune sin que la Policía, ni ninguna fiscalía, logre atraparla. Mucho menos, identificarla.

Tal es la impunidad de este grupo de delincuentes que no sólo que comete golpes calcados, sino que se da el lujo de robar sin freno en la avenida Vélez Sársfield, cerca de la Circunvalación.

A todo esto, el robo sufrido por el mecánico se agrega a la imparable y preocupante secuencia de robos y asaltos que se vienen registrando sin freno en distintos puntos de la ciudad de Córdoba y alrededores.

En esta serie delictiva, donde abundan robos contra comercios y casas de familias, sobresale otro golpe boquetero contra una ferretería ubicada en la franja norte de la Capital y, además, dos golpizas de vecinos a asaltantes callejeros.

Uno de estos ladrones debió ser internado en un hospital precisamente por los golpes.

LA BANDA DE LOS TALLERES

“Estamos investigando. Esperamos tener respuestas”, fue la escueta frase de una autoridad policial cuando se la consultó sobre la banda de ladrones que, desde hace tiempo, viene cometiendo sin freno distintos robos boqueteros contra talleres mecánicos en la franja sur de la Capital.

Los robos son calcados: las bandas actúan los fines de semana cuando no hay nadie, fuerzan aberturas, neutralizan alarmas y se llevan toda clase de herramientas en vehículos propios o bien de las víctimas.

Uno de los robos cometidos por este grupo tuvo una alta exposición pública dado que la víctima (Agustín Chaguri) estalló en llanto de bronca e indignación por el robo (“este es un país de mierda”, dijo), lo que provocó un aluvión de donaciones desde toda la Argentina.

Fuentes policiales reconocieron que, en paralelo, hay otras bandas dedicadas a atacar talleres, pero no con tanta impunidad.

Los voceros coinciden en su pronóstico de que las herramientas sustraídas van a parar al mercado ilegal de compra y venta. Sin embargo, no se conocen operativos en ese sentido.

Secuestro. Las armas y el material que les fueron incautados a los ladrones del taxista. (Policía)

TAXISTA GOLPEADO

Uno de los asaltos violentos sucedió el domingo al mediodía y tuvo por víctima al taxista Javier Reynoso (45), quien fue blanco de ladrones armados en barrio Villa Corina, zona norte de la ciudad.

Mediante amenazas y golpes, los ladrones se hicieron de dinero y de otras pertenencias del trabajador del volante.

No contentos con ello, lo obligaron a bajar del habitáculo y lo dejaron encerrado en el baúl. Acto seguido, escaparon.

Gracias a unos vecinos que vieron la situación, el taxista pudo ser rescatado sano y salvo.

Momentos después, y en el marco de un operativo policial en la zona, dos hombres y una mujer sospechados de haber cometido el robo fueron detenidos. Se les secuestraron pistolas y elementos del taxista.

Este robo se agrega a una serie de violentos asaltos que se vienen dando desde hace tiempo contra remiseros y taxistas en Córdoba.

LADRONES AGREDIDOS

En Villa El Libertador, por otro lado, un grupo de vecinos golpeó con fiereza a un joven acusado de haber asaltado y manoseado a una adolescente en el marco de un asalto callejero.

Todo sucedió el pasado domingo a la noche, cuando un conocido ladrón de la zona abordó a dos hermanos que iban a realizar unas compras a un negocio.

En medio del asalto, el individuo manoseó a la chica. Cuando el padre de ambas víctimas se enteró de lo sucedido, fue a buscar al asaltante junto con un grupo de vecinos.

Fuentes policiales indicaron que el individuo recibió una feroz andanada de golpes en distintas partes del cuerpo. Una patrulla acudió, rescató al ladrón y lo trasladó al hospital Príncipe de Asturias.

En tanto, la jovencita atacada fue trasladada al Polo de la Mujer.

Otro ladrón debió ser “rescatado” por policías en Nueva Córdoba. Sucedió en la noche del sábado en calle Independencia. El delincuente había arrebatado un par de celulares y fue capturado por algunos vecinos.

LA ALARMA LOS FRENÓ

Otro golpe boquetero que se está investigando, y que por ahora está sin esclarecer, fue el cometido en la madrugada del lunes en una ferretería de avenida Juan B. Justo al 3385, en barrio Alta Córdoba.

Mediante el empleo de distintas herramientas, una banda de delincuentes logró realizar un boquete de 30 centímetros en el techo de la firma comercial.

Al parecer, la activación de la alarma frustró el plan y la banda optó por escapar. En el lugar quedaron tiradas distintas herramientas de mano y sogas. El robo no se consumó. De todos modos, hay una pesquisa abierta.

Tampoco cayeron los autores de los robos cometidos en las últimas horas contra una clínica privada en Nueva Córdoba, una vivienda en Villa Belgrano, una casa de familia en barrio Pueyrredón, entre otros inmuebles “visitados” por ladrones.

PEDRADAS

Vecinos denunciaron que volvieron las pedradas contra automovilistas en la variante Juárez Celman, cerca de Circunvalación.

Se trata de emboscadas: los ladrones buscan reventar parabrisas o ventanillas, de tal forma que las víctimas se detengan metros más adelante y así sean asaltadas.

Fuente: La voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.