La escena se repite cada vez que llueve en la ciudad de Córdoba, y es que no son suficientes las bocas de tormenta ni los dos grandes desagües con que cuenta la ciudad, el cauce de La Cañada que atraviesa La Docta desde el sur hasta el extremo norte de área central y el Rio Suquía que surca la ciudad desde el oeste hasta el saliente parecen no ser suficientes para evacuar las aguas pluviales.

Con obras de bacheo y cordones pintados por toda la ciudad de Córdoba parecen burlas para los vecinos que sufren estas históricas inundaciones.

las escenas se repiten por toda la ciudad. con hundimientos de pavimentos e innumerables baches.

Las redes sociales parecen ser muros de reclamos que nadie parece escuchar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.